Empezó canjeando un clip de pelo y consiguió ser dueña de una casa

Empezó canjeando un clip de pelo y consiguió ser dueña de una casa

Ahorrar, heredar o invertir en grupo son las metodologías comúnmente utilizadas para conseguir comprar una propiedad. Sin embargo, un poco de esfuerzo y mucha creatividad fue lo que usó esta usuaria de TikTok para obtener su nueva casa.

De menos a más, la estadounidense Demi Skipper de 30 años decidió aprovechar los grises de la demanda y la oferta para intercambiar un objeto muy barato por algo cada vez más caro sin perder ni invertir nada de dinero en el camino.

Confiada en su meta, la estadounidense de 30 años decidió documentar su esquema de trueques en TikTok e Instagram bajo el usuario de @TradeMeProject (Proyecto Intercambiame). Comenzó con un clip invisible de pelo, que en Argentina se pueden conseguir por aproximadamente $25: “Voy a cambiar una horquilla hasta conseguir una casa”, se propuso en su primer video hace un año y medio. Después de publicar avisos en varios grupos de Facebook diciendo que esperaba encontrar un intercambio para una sola horquilla hasta que consiguiera una casa, se encontró con Abbie. Quien contestó a su publicación fue la dueña de un par de aritos baratos que habían sido un regalo de cumpleaños. La condición para dárselos fue que la invitara a la casa una vez que lo lograra.

Más adelante, los aros se transformaron en cuatro vasos de margaritas, luego una aspiradora Bissell y así sucesivamente. Cada producto la fue llevando a otro completamente distinto, pero siempre más caro. Por ejemplo, un usuario figuraba en las búsquedas de limpieza de alfombras para que le dieran una tabla de snowboard de US$95 a cambio de la aspiradora. Luego, cambió la tabla de snowboard por un Apple TV 4K de US$180 y así la suma fue creciendo más y más. Se esquema de trueques la llevó a conseguir todo tipo de artículos, como una bicicleta Peloton y un collar de diamantes que fue intercambiando por objetos cada vez más caros.

La joven se mantuvo atenta a publicaciones en Craigslist, eBay y Facebook de gente que estaba dispuesta a asumir una pérdida por algo que realmente quería. Por ejemplo, encontró a un usuario desesperado por conseguir la consola de juegos Xbox de US$320 que ella había obtenido y que estaba dispuesto a dar a cambio su computadora MacBook Pro de US$400. En otra ocasión, se topó con el posteo de un hombre que estaba preparado para deshacerse de sus zapatillas de colección Jordan 1 Reverse Shattered Backboards por un celular iPhone 11 Pro Max.

Adentrado el proyecto, Skipper reunió más de cinco millones de seguidores en TikTok que seguían muy atentos su plan. Junto con los seguidores se sumaron las marcas interesadas en ayudarla a conseguir su objetivo. Por ejemplo, el restaurante mexicano Chipotle invirtió en sus videos para patrocinarlos, ganar publicidad y contribuir con su misión. Cuando ella se vio con tres tractores entre manos, la cadena de comida rápida le ofreció canjearlos por una “tarjeta de celebridad”, que le otorga burritos gratis por un año más una cena con servicio de catering al dueño de la tarjeta. Otra de las marcas fue el taller de autos AutoZone que se ofreció a ayudarla a reparar las abolladuras en la camioneta que había canjeado para dejarla en buen estado y poder cambiarla por un ítem más caro de lo que costaba cuando consiguió el vehículo.

Ya llegando a la recta final, aparecieron los productos de mayor cotización. Entre ellos, se pueden distinguir distintos tipos de autos -como un Mustang del 2006 que intercambió por una Jeep del 2011-, una pequeña cabina rodante de madera, un camión de comida en bicicleta eléctrica y un remolque equipado con un Tesla Powerwall 2. Este último fue el que ofreció a cambio de la casa.

Así fue como 28 intercambios y un año y medio después, finalmente llegó a ser dueña de una casa en Nashville de dos dormitorios y un baño que está tasada por un precio de US$80.000. Skipper, quien es gerente de producto en Cash App, detalló que se mudará temporalmente a su nueva casa junto a su esposo con quien vive en California. Habiendo llegado a su meta, compartió que ya entró en contacto con la dueña de su primer trueque para cumplir con su promesa de una reunión.

En una confesión final, la protagonista de esta historia manifestó su voluntad de renovar la casa e intercambiarla por una horquilla a alguien que realmente necesite un techo; a partir de ahí, planea empezar su proyecto de nuevo.

Seguí toda la información del mercado inmobiliario en LN Propiedades

Un comentario en «Empezó canjeando un clip de pelo y consiguió ser dueña de una casa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.